La poligamia desde la Perspectiva del Antiguo Medio Oriente

 

El impulso hacia el estilo de vida polígamo aparece de vez en cuando entre las personas que no entienden el contexto del Antiguo Medio Oriente de las escrituras. La gente ve el mormonismo y erróneamente comparan eso con lo que estaba pasando en la Biblia, pero nada podría estar más lejos de la verdad. Mormonismo (y grupos mesiánicos muy muy marginales) enseñan (en algunas sectas, y lo utilizan para enseñar como regla general) que la toma de múltiples esposas es una expresión del orden y de la santidad divina. La religión mormona enseña que Dios está allá arriba en el cielo teniendo sexo celestial con un gran número de esposas, produciendo las almas de las personas en la tierra, por lo que lo que la toma de muchas esposas es simplemente una expresión de la naturaleza divina de Dios (por supuesto que renunciaron a esta “expresión divina” para que Utah se convirtiera en un Estado). En grupos mesiánicos y cristianos marginales, la poligamia se enseña a menudo en conjunto con la creencia de que las mujeres no tienen relación con Dios fuera de su matrimonio o de sus padres – claramente una posición insostenible cuando uno entiende el Pacto y el contexto legal de las escrituras. Mientras que la poligamia moderna tiene en su núcleo el control y sometimiento de un número de mujeres por el bien del hombre bajo los auspicios de la religión, la posesión de varias mujeres en el Antiguo Medio Oriente servía otras funciones del todo distintas.

 

Pero van a declarar – “¡pero Abraham tuvo dos esposas, y Jacob tuvo cuatro!” Y en esto, mostrar una falta de comprensión no sólo de lo que estaba pasando en aquellas situaciones específicas, pero también la necesidad desesperada en el Antiguo Medio Oriente por un heredero que heredara los bienes de un hombre.

 

El primer caso de la poligamia en las escrituras se atribuyó a uno de los descendientes de Caín (Génesis 4) – no es realmente un endoso que brilla intensamente. Lamec tuvo dos mujeres – y el tipo era un asesino que mató a un joven simplemente hiriéndolo. Yo propongo que no debemos de ninguna manera considerarlo a él como un modelo divino a seguir.

 

Nuestro único y verdadero ejemplo de la poligamia con los patriarcas era Jacob, pero era una situación específica con circunstancias atenuantes. Jacob fue engañado por Labán para casarse con una mujer que no amaba porque estaba tan desesperadamente enamorado de Raquel, terminó tomando SOLO dos esposas (como mostraré, Bilha y Zilpa no eran realmente esposas por nuestra definición moderna), y así que esto no fue una relación polígamica planeada (lo más probable es que tenía que ver con invalidar a Jacob de los derechos de herencia de la propiedad de Labán, pero eso es otra cosa totalmente distinto – eche un vistazo a www.wisdomintorah.com y sus enseñanzas sobre la adopción en el Antiguo Medio Oriente). Esto y la mayoría de los demás casos de poligamia en la Biblia envolvían el ‘concubinato’, que cumplía una función específica.

 

La manera en que vemos el matrimonio hoy en día, como el acto de “amor” (una palabra que también hemos redefinido a con relación de los sentimientos en vez de sobre la lealtad al pacto) y el romance, es relativamente nuevo. En los tiempos bíblicos, el matrimonio era un pacto arreglado – un contrato para proveerle los herederos al hombre y la estabilidad, posición e hijos a la mujer. En el Antiguo Medio Oriente, una mujer estaba obligada a darle hijos a su marido (y él no iba a negarle las relaciones sexuales que proporcionaron estos niños). Si ella no podía, ella estaba obligada a proporcionar a su marido con una concubina, una especie de seudo-esposa, que estaba allí no para el sexo, pero específicamente para proveer hijos. Una concubina no reemplazaba a la esposa real, ella estaba allí para un propósito específico – proveer herederos. Es por eso que Saraí proporcionó a Agar, y cuando Agar se exaltó a sí misma sobre Saraí, Saraí presentó Abraham una demanda de Pacto y dijo: “Juzgue Yahweh entre tú y yo” Abraham hizo lo que era correcto y puso de nuevo a Agar bajo Saraí donde ella legalmente pertenecía. También es la razón por la que Raquel provee a Bilhá cuando no podía proveer hijos y Lea provee Zilpá cuando dejó de tener hijos. Los hijos de la concubina de hecho legalmente pertenecían a la esposa, no a la concubina. Penina de seguro que era una concubina, porque Ana no pudo proporcionar Elcana con hijos (1 Samuel 1). Las concubinas no estaban destinadas para el sexo, pero para asegurar la herencia en el Antiguo Medio Oriente – y muy especialmente eran una garantía de que habría alguien para cuidar de ellas en su vejez y enterrarlas de una manera digna.

 

IVP Bible Background Commentary: Old Testament John H Walton, et al.

Página 49 Comentario a Génesis 16: 2 arreglos contractuales para la esterilidad: “Las concubinas no tenían el estatus completo de esposas, pero eran muchachas que llegaron al matrimonio sin dote y cuya función incluía la maternidad. Como resultado un concubinato no sería visto como poligamia. En Israel, como en la mayor parte del mundo antiguo, la monogamia era una práctica general. La poligamia no era contraria a la ley o estándar moral contemporánea, pero por lo general no era económicamente viable. La razón principal de la poligamia sería que la primera esposa era estéril. En la Biblia, la mayoría de los casos de poligamia entre los plebeyos se producen antes del período de la monarquía”.

 

Obviamente, no tener un heredero en tiempos históricos era un asunto muy serio, no se trataba de sexo.

 

Este es el trato – Pablo es claro, si quieres ser un líder en la congregación tienes que ser marido de una sola mujer (1 Timoteo 3, Tito 1). Punto. Si alguien quiere concubinas o múltiples esposas, entonces perderán el liderazgo (a menos que quieran tirar Pablo, y luego no le escucharía todos modos) que luego los deja sin derecho a determinar halajá (las instrucciones sobre la forma en que vivimos nuestra vida dentro de la comunidad de creyentes) para el cuerpo de todos modos. Así que si lo hacen y obtienen múltiples esposas, como resultado tienen que aceptar una pérdida de influencia y liderazgo, y no tienen la legitimación para molestar a la gente al respecto.

 

Sí, hubo reyes con varias esposas – esto generalmente se realizó por el bien de alianzas o simplemente porque podían hacerlo. Francamente, podemos ver lo mal que esto fue para David y Salomón. Conclusión: No podemos mirar a una práctica histórica fuera del contexto de la historia. Debemos mirar el por qué. ¿Ese “por qué” todavía existe? ¿Ese “por qué” existe dentro de la situación de una persona en particular? ¿Necesitan formar alianzas? ¿Necesitan un heredero? ¿Están tratando de preservar una asignación tribal? Si no es así, entonces no hay razón para que el concubinato o la poligamia.

 

En todas las cosas, hay que recordar que sólo porque uno de los patriarcas hizo algo no significa que era aceptable. Cada hombre y mujer en la escritura, con excepción de Yeshúa (Jesús) hicieron cosas podridas en sus vidas y algunas de ellas están escritas. Los hombres con múltiples esposas en las Escrituras todos pagaron el precio de un modo u otro – ya sea la lucha entre las esposas, o guerra entre los hijos de esas mujeres, o en la obtención de más esposas, o debido a la influencia de tantas esposas desenfocó su atención lejos de Dios, como en el ejemplo de Salomón. En todas las cosas, al tomar nuestras señales de escritura sobre cómo comportarnos, hay que tener en cuenta el contexto real y no llenar los espacios en blanco con nuestros muy retorcidos siglo 21 ideas inspiradas de Hollywood de lo que estaba pasando.

 

Thanks to Edgar Gonzalez for the translation!

English Version here

image_pdfimage_print

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *